Nutrición vegetariana

Just another WordPress.com weblog

La historia del vegetarianismo junio 1, 2008

Filed under: Historia del vegetarianismo — bellezainteriorvegetariana @ 1:38 pm

En Asia Contemporánea

La India, sin ninguna duda, tiene la mayor cantidad de vegetarianos del mundo. Según la Unión Vegetariana Europea, se estima que entre el 15-20% de la población es vegetariana. Aunque ciertos segmentos de la población hindú -ascetas religiosos, brahmanes, jainistas y algunas sectas hinduistas- han seguido una dieta vegetariana a través de la historia, no toda la población hindú es vegetariana. Todo depende de en qué parte de la India estás, en qué casta has nacido y qué rama del hinduismo profesas. Los musulmanes que habitan en la India, comen carne, excepto cerdo.

Gracias a la difusión del principio de Ahimsa que efectuó Gandhi, por entre todos los segmentos de la población hindú, quizá la mayoría de los hindúes observen hoy una dieta vegetariana con lácteos. Como sea, el vegetarianismo es algo muy común en la India, completamente aceptado por la sociedad sin ningún tipo de prejuicios o actitudes en detrimento de la filosofía de la vida, tan comunes en los no vegetarianos de occidente. Muchos hoteles y restaurantes en la India incluso están dotados de cocinas vegetarianas separadas. No son desconocidas ciudades que son completamente vegetarianas, como Gujarat, en el estado de Maharashtra;, donde siguen empleando harina de legumbres como hace 2.000 años, y Chanda Prabhu, cerca de Madrás.

Hay grupos activistas que promocionan el alumbramiento vegetariano, pero no son especialmente populares. Como el gobierno no participa de estas ideas, promueve la dieta basada en carne, especialmente la cría de aves para el consumo humano. En el moderno Hinduismo, no se abstienen de comer carne, aunque sí ternera.

La apertura de restaurantes hindúes a gran escala en Gran Bretaña y Norteamérica, ha beneficiado considerablemente a los vegetarianos occidentales.
Los orígenes del vegetarianismo en Sri Lanka datan de principios del siglo XIX. El gobierno británico del siglo XIX trajo consigo la práctica de las costumbres económicas occidentales, lo que provocó un gran daño en el desarrollo del vegetarianismo en Sri Lanka.
Destaca la aportación del Dr. Adikaram, que implantó hábitos budistas en escuelas, organizó campañas en contra de la alimentación carnívora, el tabaco y el alcohol. Fundó la “Sociedad Vegetariana de Sri Lanka” en 1982.

Según Bandu Masakorala, Delegado de la Sociedad en el Congreso Vegetariano Mundial celebrado por la Unión Vegetariana Internacional en Tailandia en 1999, el 82% de la población de Sri Lanka es budista o hinduista, religiones ambas que otorgan la máxima importancia al Principio de Ahimsa, o No Violencia para todos los seres vivos.

Tanto en China como en Taiwán, Hong Kong, Singapur y numerosos enclaves o comunidades chinas en todo el mundo, el vegetarianismo chino es sinónimo de budismo chino. Donde hay chinos, al menos unos pocos practican el budismo y, por tanto, son vegetarianos. Tradicionalmente, los budistas chinos han sido los más estrictos del mundo budista, lo que no ocurre en Taiwán, Hong Kong, Singapur y las comunidades chinas del resto del mundo.

En China ser vegetariano es más una norma que una excepción. Destacan excelentes restaurantes vegetarianos en Shangai. Durante los Juegos Olímpicos de Asia Oriental en mayo de 1993, tuvo lugar en esta ciudad una “Exhibición de la Cultura Dietética Vegetariana Budista”, en la que se prepararon más de 200 platos vegetarianos para la delicia del público asistente.

Los budistas chinos ayudan a la propagación del vegetarianismo inaugurando restaurantes. Con frecuencia ven su labor como una misión hacia la humanidad y como la forma de adquirir un karma positivo a través de la amabilidad y la ausencia de violencia hacia los seres animales.

Según Ting Jen, la mayoría de los vegetarianos de China, especialmente los que viven en aldeas, consumen más verduras que carne, pero no por razones religiosas o de tradición, sino porque son demasiado pobres para comprar carne. El desarrollo económico está cambiando este hecho. Si la mayoría de los habitantes de China aumentan su consumo de carne dejando la dieta vegetariana, se producirá un enorme desastre medioambiental.

En Singapur, donde más de la mitad de la población es china, muchos de los cuales son budistas, hay gran cantidad de restaurantes chinos e hindúes. Nadie ha realizado estudios estadísticos sobre vegetarianismo en Singapur, aunque según la Sociedad Vegetariana de Singapur, se estima que un 5% de la población es vegetariana, siendo muchos más hombres que mujeres. El vegetarianismo aún no se oye demasiado, excepto entre grupos budistas e hinduistas. La mayoría no consumen ajo ni cebolla. El énfasis en alimentos vegetales sanos o comidas crudas es aún muy débil. La mayoría de los puestos de comida vegetariana ofrecen carne vegetal cocinada al estilo chino.
El vegetarianismo es una tendencia al alza en Singapur, especialmente desde que ha empezado a aumentar la incidencia de enfermedades crónicas. La Sociedad Vegetariana de Singapur trabaja de forma muy activa en la concienciación de la población.

Aún puede notarse la influencia del gran Chu-Hung, líder ético y gran apóstol vegetariano del siglo XVI.

Las Asociaciones Budistas Laicas de Taiwán, llamadas “Chai-chiao”, son los descendientes espirituales de las asociaciones budistas laicas fundadas por Chu-Hung en China. En algunos casos, incorporan algunas tradiciones chinas antiguas como el vegetarianismo y la No Violencia.
Unos pocos laicos budistas de Tailandia y Camboya están regresando a la ética vegetariana del budismo original que había sido preservada por los chinos a través de los siglos. La reciente formación de asociaciones vegetarianas en lugares como Bangkok responde a la influencia de los templos chinos que hay situados en esas áreas.

En Japón, se forma la Sociedad Vegetariana Japonesa o NPO en 1993, consecuencia de la preocupación sobre los derechos de los animales, los problemas ecológicos mundiales, el hambre del Tercer Mundo y la salud de la humanidad. Según el Dr. Mitsuru Kakimoto, Presidente de la Sociedad, las enseñanzas budistas no son las únicas que han contribuido al desarrollo del vegetarianismo en Japón. También la macrobiótica, que se basa principalmente en el consumo de arroz integral, legumbres y algas; y la cocina de los Adventistas del Séptimo Día.

********
Extraído de La Historia Vegetariana desde Adán y Eva al Siglo XXI.
Ediciones Mandala. Prólogo por David Román.
 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s